Nico and arassay dating

01-Feb-2020 12:24

Los únicos que habían acertado respecto al tipo de ayuda que necesitaba el que fuera primer país libre de Latinoamérica y el Caribe (1804), fueron Cuba, Venezuela y demás integrantes del ALBA (Alianza Bolivariana de las Américas).En particular es muy destacable el rol de los médicos cubanos, aproximadamente 500, que ya estaban trabajando en lugar antes del sismo; asimismo, la ayuda material de Venezuela.

Lo han ocupado militarmente muchas veces en el siglo XX y de hecho ahora en el XXI. Le han impuesto dictaduras corruptas y sanguinarias como los Duvalier durante décadas y luego siguieron con los golpes de Estado, derrocamiento de presidentes como le hicieron en 1991 y 2004 a Aristide, etc.

El gabinete de Preval prácticamente no existe, sucumbió bajo los escombros del terremoto, y antes del mismo ya no se destacaba por su capacidad de trabajo al servicio del pueblo.

Quien fuera presidente constitucional, Jean Bertrand Aristide, fue en febrero de 2004 capturado por los soldados norteamericanos y extraditado a la fuerza a Sudáfrica, en lo que fue el debut de la solución aplicada en 2009 en Honduras.

Y ahora ponen cara de compungidos Obama, Merkel, Sarkozy y otros presidentes de grandes potencias, y dicen que van a ayudar.

Pero lo primero que hacen es enviar miles de soldados, para ocupar el país.

Lo han ocupado militarmente muchas veces en el siglo XX y de hecho ahora en el XXI. Le han impuesto dictaduras corruptas y sanguinarias como los Duvalier durante décadas y luego siguieron con los golpes de Estado, derrocamiento de presidentes como le hicieron en 1991 y 2004 a Aristide, etc.

El gabinete de Preval prácticamente no existe, sucumbió bajo los escombros del terremoto, y antes del mismo ya no se destacaba por su capacidad de trabajo al servicio del pueblo.

Quien fuera presidente constitucional, Jean Bertrand Aristide, fue en febrero de 2004 capturado por los soldados norteamericanos y extraditado a la fuerza a Sudáfrica, en lo que fue el debut de la solución aplicada en 2009 en Honduras.

Y ahora ponen cara de compungidos Obama, Merkel, Sarkozy y otros presidentes de grandes potencias, y dicen que van a ayudar.

Pero lo primero que hacen es enviar miles de soldados, para ocupar el país.

Lamentablemente no podemos proponer que esa ayuda dineraria vaya al gobierno de Preval, cautivo de hecho de los marines, ni que los argentinos hagan donaciones –y menos en dinero- a cuentas en bancos a nombre de la embajada de Haití o del gobierno de Haití.